fbpx
Saltear al contenido principal
La Presencia Del Buen Salvaje

La presencia del buen salvaje

Las fuerzas primitivas que moran tanto en los animales domésticos como en las personas constituyen uno de los temas predilectos de Jack London. Algunas de las tramas de sus relatos y novelas tratan de cómo emerge el espíritu salvaje cuando decae la civilización. Esta transformación no era sino un regreso, London conoció lo suficiente para comprender que dentro de ese milenario ayer que vive en nosotros, antes del surgimiento de la misma civilización, no vivía una criatura apacible y virtuosa. Según Germán Arciniegas la idea del “buen salvaje” provino del encuentro entre los dos mundos, durante la colonización de América. Montaigne no dudó en comparar las maldades que alarmaban a los conquistadores con la crueldad que asolaba a Europa en su siglo. Rousseau, discípulo en varios temas de Montaigne, se convirtió en su expositor más reconocido. “El buen salvaje” encarna la comunidad primitiva, la bondad sin reservas, la virtud espontánea. Tolstói y Chateaubriend escribieron al respecto. London conoció la obra de Nietzsche y entendió que “el buen salvaje” no era tanto una realidad como una conmovedora ensoñación, a saber, la de pensar que hubo una caída de un estado simplemente mejor. Suyas hay dos novelas excepcionales sobre el tema: “Colmillo blanco” trata de cómo la civilización duerme el espíritu salvaje poco a poco; y “La llamada de la selva” donde este mismo espíritu dormido despierta.

Crédito de la imagen: Istock

Esta entrada tiene 4 comentarios
  1. Fernando como bien anota Olga, sus escritos conllevan la búsqueda de conocimiento y propenden a otras lecturas que nos sugiere y que no hemos leído en su totalidad. Mas también cumplen el propósito de remembranza. Y este escrito me lleva a pensar en un profundo libro, tal vez tarea, de años de estudiante universitaria, esto es, hace más de 4 geniales décadas, Utopia de Tomás Moro. Si, como dijo Borges, el olvido es una forma de memoria entreveo en la bruma de la distancia otro buen salvaje. Gracias.

  2. Gracias por tus comentarios, Nazly. Sí, la Utopia de un personaje tan singular. Creo que en el blog encontrarás una entrada sobre el curioso destino de la cabeza de Tomás Moro, personaje fundamental en la historia inglesa y en la cultura en general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba