fbpx
Saltear al contenido principal
El Ajedrez Vikingo

El ajedrez Vikingo

Navegantes y guerreros sin igual, los vikingos también fueron poetas que contaban su gesta durante las largas noches escandinavas. Hoy se sabe que quedaron seducidos por el ajedrez. Durante años se pensó que las piezas de Lewis procedían de un lugar cercano de donde se encontraron, Escocia, sin embargo un estudio más escrupuloso concluyó que provenían de otra latitud. Se discute si salieron de Noruega o Islandia. Cada pieza está tallada en marfil de morsa: los artesanos aprovecharon cada parte de los costosos cuernos. La torre es el “berserker” que muerde el escudo y alcanza la euforia en el combate. El rostro de la dama hace pensar que en aquel entonces su amenaza en el tablero no era tan letal como hoy. La mirada del rey enseña la determinación de comprender que sus días nunca verán el fin de la batalla. Se encontraron más de setenta piezas. Se piensa que estaban destinadas como un obsequio. El tiempo les arrebató los colores. Hoy una parte descansa en Londres y la otra en Edimburgo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba